EL KARMA EXISTE PARA LOS DÉBILES

Posteo el título de este post en mi perfil de FB e inmediatamente aparecen respuestas a la defensiva. Al parecer había dicho mucho solo con el título. Pero no había terminado aún mi post donde expongo dicha teoría. Es el siguiente.

Estoy usando el término teoría tal vez de manera muy atrevida. En este post “mi teoría” significa la opinión desde un enfoque sociológico basado puramente en la observación cotidiana de una persona común y corriente sobre la creencia popular del “karma perseguidor”. (Ojo que digo que es mía, pero imagino que mucha gente debe compartir mi opinión).

Observación de una persona común y corriente que a la vez no puede evitar poner en acción la mirada marcada, analista y espontánea de su entorno. Llámese también una comunicadora social.

La ley del karma o como yo lo llamo “Karma perseguidor”, teoría popular que indica que toda persona que haga el “mal” hacia los demás (realice una acción de maltrato, engaño, promiscuidad, abuso, y otros similares) pronto o lejos, antes del final de sus días y en este mundo; recibirá el mismo maltrato.

Primero, que quede claro que Isacc Newton no tiene absolutamente nada que ver aquí. Es cierto que él fue profundamente religioso, pero no he encontrado hasta ahora relación alguna entre la ley del karma y Newton. La ley del karma no es la tercera ley de Newton  “ley de acción-reacción” la que nos dice que “on toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria; las acciones mutuas de dos cuerpos son iguales o de igual fuerza y dicha fuerza es dirigida en sentidos opuestos”.

Segundo, las personas que creen en la ley del karma me dicen que todo aquel que ocasione mal a otros lo pagará con el mismo nivel de sufrimiento que ocasionó. ¿Entonces debo entender que la justicia se ejerce en nuestra humanidad? porque recibir lo mismo que un día diste… eso es justicia. Sinceramente ¿en qué mundo están viviendo para mudarme?

Día a día vemos como inocentes sufren sin que se pueda hacer nada, por miles de años gente lucha para ser tratada con dignidad, para vivir con dignidad, ni siquiera buscan justicia para ellos porque algunos se resignan a no conocerla, porque algunos luchan por sus futuras generaciones, luchan y sufren por una gloria que no vivirán. Y muy pocos, pero muy pocos reciben lo que se merecen. Y muchos corruptos, asesinos, abusadores y monstruos de la humanidad mueren felices en sus camas de oro, con la tranquilidad de una vida buena… Así que aquí hay una contradicción evidente, la ley del karma existe solo para algunos, entonces la ley del karma curiosamente no es justa y por tanto no sería una ley… Tal vez los que tienen menos suerte comprobarán alguna vez que su karma si llegó a ellos.

Tercero, es cierto que cada acción tiene una reacción, mejor llamada consecuencia. Físicamente hablando está comprobadísimo. Socialmente hablando, es cierto, cada acción sobre la tierra debe originar una consecuencia o efecto. Pero difícilmente esta será igual a la primera y más difícil es que ocurra en la misma intensidad hacia el primer actor. Las relaciones humanas poseen muchos factores que determinan el curso de una historia, un suceso de hechos. El típico ejemplo de la gente que adora al karma es la del hombre engañador de mujeres. La embarazó, la abandonó con hijos y todo. ¡Ah! pero luego encontró a una mujer peor que él que actualmente lo hace sufrir, le pone cuernos, lo reduce al peor lugar… “El karma, claro pues. Ahí tiene lo que se merece”… Oigan esto, millones de hombres son engañadores, así como mujeres. Las probabilidades de que se crucen en una primera combinación y luego los papeles de abusador abusado cambien son grandísimos… entonces por favor busquen mejores ejemplos que el tema amoroso realmente es ridículo para sustentar dicha ley del karma.

Finalmente el karma existe como una idea, y las ideas no aparecen de la nada… es natural que desarrollemos sistemas de defensa. Es natural porque nuestras leyes no castigan concretamente la infidelidad, el maltrato, el abuso… y con esta última opinión que hicieron llegar a mis oídos termino mi post.

“Todos deben enterarse que el karma sí existe, la gente debe saberlo para que no vaya tranquilamente por ahí haciendo el mal… y si lo hacen el karma vendrá por ellos a castigarlos, por ese motivo deben actuar con bien ante el mundo” No podía faltar un poco de religión en este post ¿no?

¿Cómo es que esperamos que el mundo mejore si criamos a nuestros hijos con este tipo de ideas?

– No hagas el mal

– ¿por qué?

– Si haces el mal serás castigado

– ¿quién me castigará?

– el karma

– ¿Y si nunca soy castigado?

– serás castigado porque está comprobado que el karma existe

– ok, pero ¿y si alguien descubre que el karma no existe? entonces nadie me castigará…

La persona que use este criterio, yo la defino como débil. Pues pretende obtener resultados buenos con razones mediocres. No es capaz de reconocer que los humanos tenemos el poder de dar equilibrio al mundo por nuestra propia voluntad y no lo hacemos porque no hay nadie que nos dé un premio por ello. Lo mismo que no hacer el mal porque no queremos toparnos con un castigo.

Ejemplo poderoso: Catequista y yo

– Me doy cuenta por tus preguntas que aún dudas de la existencia de dios ¿verdad?

– así es

– tengo una manera muy efectiva para borrar esas dudas tuyas… hay q verlo de esta manera. Qué sucede si somos creyentes, cumplimos los mandatos del señor y al final descubrimos que sí existe… pues todo bien. Pero que sucede si resulta que él no existe. Es muy fácil, nada pasará… no perderemos nada. Entonces siempre será mejor creer en él… ¿cierto?

– Pues yo pensé que debía creer de corazón… y no porque a la larga, tal vez me convenga.

Fin de la conversación. Y aquí encontré el mismo criterio del karma. Deprimente a mi parecer.

Cuando un niño me pregunta por qué no debe hacer eso, pues le explico la realidad… si es algo malo le hago entender que no está bien hacerle daño a alguien más, alguien que siente igual que tú… #empatía con el mundo. Debemos conectarnos, estamos tan alienados.

Si algún día tengo un hijo, o tengo a cargo un niño… tremenda responsabilidad de tener un libro en blanco y un lápiz indeleble, le ayudaré a formarse con ese criterio… el único que existe, el de no perder conexión y ser un buen elemento en su fragmento de tiempo en este mundo. Y entonces tú que eres ¿débil o fuerte?

No diré más.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s