TAPONES DE ALTA FIDELIDAD

Hoy pasé por la universidad, esa avenida Colmena que hace años miraba con otros ojos, definitivamente con otra mente… otro cerebro. Se siente tan extraño. Una mezcla de nostalgia, tristeza y alegría. Tomé un jugo de naranja en la esquina, pero ahora cuesta S/. 1.50. Ya nada es igual, ningún lugar es el mismo, sin embargo estoy caminando en la colmena de siempre.

En av. Moquegua compré mis tapones de alta fidelidad (para la música). ¿Cómo se me hubiera ocurrido pensar en que iría a una de esas tiendas musicales cercanas a mi universidad a comprarme estas cosas porque perdí la audición de un oído? Jamás lo hubiera premeditado solo en un universo muy trágico para mí. Y pensar… que este malvado universo paralelo ahora es el mío; me pone más melancólica. Luego compro tunas peladas dentro de una bolsita a una señora con polleras. Debe sentir mucho calor, pero me sonríe amablemente. Luego veo niños trabajando en 2 de mayo, bajo el mismo sol infernal, pero yo ya me voy para mi casa y me siento mal. Pero algo me hace mejorar, siento todas las ideas que me dicen que debo comenzar con un programa de ayuda y alimentación para los niños trabajadores de la calle. Me emociono y pienso en que Maleja (mi proyecto de catering) crecerá mucho más por este tipo de acciones y eso me hace sentir una cercana y pronto felicidad.

Por cierto, la marca es PACATO (hearing protection) y me costaron 60 soles.

wp-image-225421852jpg

*Todo es ficción, todo está escrito o simplemente todo está fuera de tiempo.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s