MI INSOMNIO

Hoy* es un tipo de día en que decidí no pelear con el insomnio y me paré a hacer mil cosas. Siento que tengo todo el tiempo que nunca tuve. Recuerdo cuando de niña algunas noches decidí no dormir por no haber hecho la tarea del día siguiente. Me sentía invencible, creía que la noche era infinita. Sentía dentro de mí que era un privilegio estar despiertos de vez en cuando. Dormir era un desperdicio de tiempo y de vida (filosofaba mi niña). Con excepciones, otras veces sí me gustaba dormir para soñar muchas cosas raras que luego podía escribir en papeles ahora perdidos.

Todo se resumía en creer. A veces pienso en esos sueños perdidos, mis vidas paralelas que aparecían en mis sueños y que perdí en papeles escolares. Me cautiva la casualidad de esta vida, con caminos infinitos donde nuestros “otros yos” viven ignorándose el uno al otro. Cada uno cree que es el único y el correcto, cada uno vive su mentira con orgullo e inocencia. Tal vez todo se resuma en creer.

Pero tal vez todo esto se origina porque en las madrugadas lo extraño más. Me siento muy segura cuando veo que puede lograr lo que desee. Recuerdo cuando me habló de nuestro viaje… “va a ser chevre”. Y lo dijo tan convencido que se lo creo por completo. Sus ojos llenos de él, sus pestañas oscuras, sus besos en la frente. Ahora sólo espero volver a verlo. Pareciera que este verbo me vuelve a gustar. Tal vez todo se resuma en creer.

*Todo es ficción, todo está escrito o simplemente todo está fuera de tiempo.
**El amor es un dios que sí existe.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s